Gracias a los trabajos de Investigación en colaboración con CEVO (Centro de Estudios Odontológico Internacional) a lo largo de algunos años el equipo I+D+i ha estado investigando sobre la Fibrina y el Plasma enriquecido en Plaquetas. El objetivo es poder implantar estas técnicas en la clínica para poder ofrecer un poder de regeneración mucho más eficaz y duradero.

Después de muchos estudios y pruebas se descubrió un proceso muy importante para la medicina y la odontología: que permite mantener la salud y aumentar el rango de vida en los seres humanos. En la sangre está la respuesta a esas dudas ancestrales de sobrevivencia y plenitud.

 

Plasma Enriquecido y Fibrina son la Medicina del Futuro.

Basta con obtener una pequeña cantidad de nuestra sangre y ponerlo en una máquina centrifugadora por unos minutos, para obtener ese plasma que es capaz de regenerar los tejidos del cuerpo y así aliviar o curar algunas enfermedades o desgaste por el paso de los años.

Proteína insoluble que constituye la porción fibrosa de los coágulos de la sangre. Se sintetiza a partir de un precursor soluble, el fibrinógeno, cuando se detecta una hemorragia. La fibrina se deposita en la herida y forma un coágulo en el que quedan detenidos los elementos que forman la sangre. Es una proteína fibrilar con la capacidad de formar redes tridimensionales. Esta proteína actúa como una especie de pegamento o hilo entre las plaquetas que se exponen en alguna herida; la fibrina mantiene a la costra pegada a la herida hasta que aparezca una nueva capa de piel.

Esta proteína desempeña un importante papel en el proceso de coagulación, dadas sus propiedades. Tiene la forma de un bastón con tres áreas globulares y la propiedad de formar agregados con otras moléculas de fibrina formando un coágulo blando. Además, siempre hay suficiente en el cuerpo de un ser vivo para poder realizar suficientes coágulos de sangre en cada lesión.

 

Plasma rico en plaquetas (abreviatura: PRP)

es el plasma sanguíneo que se ha enriquecido con plaquetas. Como una fuente concentrada de plaquetas autólogas, PRP contiene varios diferentes factores de crecimiento y otras citoquinas que pueden estimular la cicatrización de los tejidos blandos. La terapia de plasma rico en plaquetas es un tratamiento antiguo y utilizado ampliamente en las especialidades de dermatología, ortopedia y odontología.

Los procesos con plasma rico en plaquetas utilizan los factores de crecimiento presentes en los gránulos alfa de las plaquetas de una manera autóloga. Principales usos se hallan en dermatología para el PRP la cicatrización de heridas, la regeneración en odontología, rejuvenecimiento facial, etc. Para la preparación de PRP, se utilizan varios protocolos y no existe aún un protocolo estándar pero los principios principales esencialmente implican concentrar Plaquetas en una concentración de 3-5 veces respecto al valor fisiológico.

Luego la inyección de este concentrado en el plasma o tejido en el efecto curativo se desea. A partir de 2016, hay gran escala de ensayos controlados aleatorios que están confirmando la eficacia del PRP como tratamiento para las lesiones musculoesqueléticas, los nervios, la aceleración de la cicatrización de injertos óseos y varias aplicaciones en el ámbito de la Medicina. Considerándose uno de los mayores avances que en Futuro permitirá mejorar la asistencia a los pacientes para varios tipos de enfermedades.

 

GALERÍA DE IMÁGENES: